22 sept. 2011

Domingo 29 de Septiembre de 2011: Invitados Especiales Ana Karina Alamo-Pianista y Manuel López Gómez-Director



Reconocida como una de las más talentosas pianistas jóvenes en el ámbito de la música clásica internacional, la venezolana Ana Karina Álamo, joven venezolana que se ha presentado en algunos de los escenarios más prestigiosos del mundo. 

Desde temprana edad Ana Karina Álamo se ha destacado por su virtuosismo como pianista. A los seis años ofreció su primer concierto ante quinientas personas y a los nueve años hizo su debut como solista. Desde ese entonces hasta el presente ha logrado forjarse una carrera que la ha llevado a presentarse en el Carnegie Hall de Nueva York,  el Beethoven House de Bonn y el Ehrbar Hall, de Viena, entre otros notorios teatros.
Además de su acreditada trayectoria como solista, Álamo también se ha presentado con numerosas orquestas, entre las que destacan la Orquesta Sinfónica Juvenil Simón Bolívar, The  Fort Worth Symphony, la Orquesta Sinfónica de New Ámsterdam, la Orquesta de Cámara de Venezuela, la Orquesta Nacional de Rusia y más recientemente con la  Orquesta Filarmónica de las Américas.
Esta artista afirma que la música la lleva dentro, en la sangre y reconoce que además de esa especial sensibilidad musical son necesarias muchas horas de estudio para lograr un alto nivel de comunión y ejecución del piano. “Hay que dedicarse y estudiar continuamente para que los dedos se muevan rápido y  mejorar la técnica, indispensable para expresar y ejecutar de memoria la música que uno tiene en el alma”
Ana Karina Álamo ha sido reconocida por críticos y público gracias a su habilidad para proyectar una honestidad única en el escenario, al utilizar su virtuosismo y musicalidad. Desde muy corta edad, se ha presentado como solista e invitada especial en infinitos eventos nacionales e , siempre destacando por su indiscutible desempeño. 

ANA KARINA ALAMO
An artist of exceptional sensitivity, the Venezuelan-born pianist Ana Karina Alamo has been acknowledged by critics and audiences for her ability to project a rare vulnerability and honesty on stage, while drawing upon her virtuosic abilities. With performances throughout Europe South America and the United States, she has appeared at some of the world’s most prestigious venues including Carnegie Hall’s Weill Concert Hall, Vienna’s Ehbar Hall, Bonn’s Beethoven-Haus and the Rios Reina of the Teresa Carreno Music Hall in Caracas.
A now highly regarded soloist, pianist Ms. Alamo has performed with the Simon Bolivar Venezuelan Youth Orchestra; the Fort Worth Symphony; the Maracaibo Symphony and the New Amsterdam Symphony Orchestras; as well as the Chamber Orchestra of Venezuela,; the Russian National Orchestra and the Philharmonic Orchestra of the Americas. She has also performed with an all-women orchestra celebrating International Women’s Day in Venezuela. Performing under the baton of Florian Krumpock in Vienna she was the invited soloist of the Sinfonietta Baden. She was featured soloist on its first international tour with the Philharmonic Orchestra of the Americas under the direction of Alondra de la Parra. She performed Edward McDowell’s Piano Concerto No. 2 on a tour that included such impressive concert halls as the Meyerson Center in Dallas and the Bellas Artes in Mexico City. That tour culminated with a final performance at the Kennedy Center in Washington, DC attended by First Lady Laura Bush. The performance was followed by a reception at the White House where Ms. Alamo performed for President Bush in an informal setting. 

Performing her first recital at the age of six for an audience of five hundred, Ana Karina Alamo gave her concerto debut at the age of nine with the Jovenes Arcos Orchestra performing “Pequena Fantasia” (Little Fantasy), a work written for her by Alexander Slobodyanik. Shortly thereafter, at the age of eleven, she was invited to record the same work with the Venezuela Symphony Orchestra under the direction of Eduardo Marturet. In 1997, in recognition of her contribution to the enhancement of her country, she was awarded the “Jose Felix Ribas Prize,” the highest honor given by Venezuela’s Family Ministry to a young artist.
A prize winner of multiple national and international competitions, receiving top honors, Ms. Alamo received her Piano Performance degree in 2000 at the “Escuela de Musica Manuel A. Lopez” in Venezuela under the tutelage of Olga Lopez. A scholarship pupil of Solomon Mikowsky at the Manhattan School of Music she received her Bachelor of Music degree there in 2005. She has also studied with Brigitte Engerer, and at the “Accademia Pianistica Incontri Col Maestro in Imola, Italy with Anna Kravtchenko and Leonid Margarius.

Recital de piano Ana Karina Álamo el Domingo 11 de septiembre en la Asociación Cultural Humboldt



De la ‘Kreisleriana’ a la ‘Malagueña’




Manuel López Gómez
"Gracias a su excepcional espíritu humano, alto sentido de responsabilidad profesional y una auténtica visión artística, Manuel es uno de los principales y más brillantes líderes del proceso musical Venezolano."   

Mto. José Antonio Abreu (Director Fundador de “El Sistema”)
"Manuel es sin lugar a dudas uno de los talentos más excepcionales que he encontrado." 
Mto. Gustavo Dudamel
 Nacido en Caracas, el 9 de septiembre de 1983, Manuel López se une al Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela cuando apenas tenía seis años edad. Su iniciación fue en el núcleo de La Rinconada, donde desde el primer día escogió el violín como su instrumento. Al llegar a los 16, se interesó por la batuta, y desde entonces ha perfeccionado su técnica hasta debutar internacionalmente en el Concurso Internacional de Dirección sir George Solti, en Frankfurt, Alemania.
Guiado por su madre, el pequeño Manuel -en 1989- conoce el Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela mediante su participación como alumno en el núcleo de La Rinconada. Ahí, según él mismo recuerda: "Cuando tuve que escoger el instrumento que quería tocar, sin dudas elegí el violín."

Luego de dos años en el núcleo, entró a la orquesta y pasó al Conservatorio de Música Simón Bolívar. Posteriormente, siguió con sus enseñanzas musicales hasta pasar a la Sinfónica Juvenil de Caracas. Luego de un tiempo se abrieron las audiciones y logró el puesto de concertino, que mantuvo durante cuatro años. Con el tiempo, tuvo la oportunidad de concursar de nuevo para entrar a las filas de la Sinfónica de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, orquesta donde ocupó un atril como violinista.
   "Desde la primera vez que estuve en una orquesta, supe que mi vida la iba a dedicar a la música. No podía imaginarme haciendo otra actividad", dice con seguridad mientras une las anécdotas que lo han acompañado en su recorrido.
   De la mano del arco y su instrumento, Manuel veía con particular interés el podio. Paralelo a la ejecución como violinista, dibujaba su futuro como director.
   “Cuando estudiaba en el Conservatorio, en el año 2000, se abre una cátedra de dirección orquestal bajo la responsabilidad del maestro Sergio Bernal. Ese fue mi primer contacto con la batuta. Tenía 16 años”, recuerda sin mucho esfuerzo. “Ahí fue cuando me llamó la atención el mundo de dirección. Estudiaba con él y paralelamente continuaba como ejecutante”.

Para el joven director, quien apenas exploraba una nueva arista en el ámbito orquestal, su lugar desde el atril fue determinante: “Eran experiencias nuevas, me di cuenta de cómo se desarrolla un ensayo. Siendo concertino, no me preocupaba solamente por tocar mis notas, sino que también estaba pendiente de lo que tocaban los fagotes, los cornos, otros instrumentos, y esa es la función del director”, insiste sin lugar a duda.

Entre las cosas que sedujeron a Manuel para sumergirse en el mundo de la conducción, lo que más lo atrajo fue “tener la posibilidad de estar en medio de una orquesta, como en la cima de una montaña, y desde ahí poder hacer música”, según él reseña. Una de las variables que más lo atrapa en esta dimensión es que “el instrumento de un director es la orquesta. Con ella se debe tratar de describir lo que el compositor pensaba en el momento que escribía. Es algo muy apasionante”, afirma al tiempo que insiste en que será su función por el resto de su vida.
Recorrido nacional
    Como miembro del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, desde muy temprana edad Manuel ha asumido grandes tareas. En 2003, fue nombrado director del núcleo de El Tigre, estado Anzoátegui: “Iba por dos meses y me quedé tres años. Fui como director invitado, después se hizo un seminario y me propusieron quedarme allá y lo hice”, relata con emoción.
    Luego, en 2006 se trasladó a Los Teques —capital mirandina— para comenzar a trabajar con Gregory Carreño, quien está a cargo de la orquesta juvenil del estado. En esta experiencia se le presentó la oportunidad de dirigir la orquesta de la Fundación del Niño de Miranda, de la cual se ha hecho cargo desde entonces.
    Además, ha tenido la oportunidad de participar como director invitado en varias orquestas del interior como la Simón Bolívar de Táchira, la Sinfónica de Falcón, Sinfónica de Mérida, Sinfónica de Miranda, Sinfónica de Yaracuy. Cuando habla de “El Sistema", Manuel insiste en que su vida: “Es como mi sangre. Fue la puerta que me permitió entrar en este maravilloso mundo de la música”.

Más allá de las fronteras

    Tras el inicio en el mundo de la dirección orquestal, Manuel ha empeñado todo su esfuerzo para proyectar su ejecución con la batuta. Su primera actuación en tierras foráneas fue en 2007 como participante en el concurso Eduardo Mata, en México. “Fue una experiencia bastante bonita, sólo clasificamos de Latinoamérica un brasilero y yo”, rememora.
    Para continuar su excursión en el mundo, participó recientemente en el International Conductor´s Competition Sir George Solti —Competencia Internacional de Directores— en Frankfurt, Alemania, un país caracterizado por su alto nivel instrumental, excelentes orquestas, famosos compositores y reconocidos directores, entre otros campos a nivel musical.
    Sobre esta última actuación recuerda que a comienzos de este año, participó en Maracaibo, estado Zulia, en unas clases magistrales de Dirección con el Maestro Sung Kwak, quien lo motivó a inscribirse en el Concurso de Dirección Internacional. “Seguí las sugerencias del maestro Kwak y envié mis papeles. Luego, recibí una correspondencia de Axel Schlicksupp —Managing Director del concurso— en la que me confirmaba que fui seleccionado entre las 524 solicitudes, para participar junto a otros 24 directores del mundo”, dice con entusiasmo, al tiempo que agregó: “De todos los participantes el único suramericano era yo. El resto eran europeos y norteamericanos”.
    A pesar de no llegar a la final, para Manuel fue una motivación enorme el ser seleccionado y pasar hasta la ronda semifinal de un concurso tan prestigioso. “Más allá de la experiencia de competir en el concurso, la posibilidad de interactuar con una orquesta tan importante como la Frankfurt Museumorchester fue muy importante”, asegura. Así, Manuel emprende un nuevo rumbo en su ejercicio de dirección.

Además de sus muchos éxitos en Venezuela, Manuel también está obteniendo reconocimiento internacional como director de orquesta. Recientemente ha sido director invitado de la Orquesta Sinfónica de Bahía (Brasil), la Orquesta Sinfónica Carlos Chávez (México) y la Orquesta Gulbenkian (Portugal).
Debido a su alto nivel y exitosa carrera musical, López es escogido por la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil), como uno de los cuatro jóvenes directores (Dudamel Fellows) seleccionados mundialmente para trabajar con tan prestigiosa orquesta durante la temporada 2010/2011, desempeñándose en esa oportunidad como director asistente de Gustavo Dudamel y Charles Dutoit, así cómo también director invitado en cinco presentaciones durante la serie de conciertos para la juventud y la comunidad de Los Ángeles, junto al mundialmente aclamado pianista Emanuel Ax.

En Marzo de 2011, fué invitado nuevamente por la “LA Phil” como director musical asistente de Gustavo Dudamel durante dos semanas. En Abril de 2011, hizo su debut en Suecia dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de Gotemburgo” realizando un total de siete conciertos incluyendo una Gira Nacional por cinco ciudades. En Mayo, dirigirá al famoso tenor peruano Juan Diego Florez en Lima y en Junio y Julio de 2011, debutará en Corea del Sur con la “Orquesta Filarmónica de Busan” y a la “Orquesta Sinfónica de Daegu”.


 López fue semifinalista en el Concurso Internacional de Dirección Orquestal Sir “George Solti” en Frankfurt-Alemania (2008) y ha enriquecido también su carrera en el campo de la ópera como director musical asistente de Gustavo Dudamel en las producciones de “La Traviata” de Verdi y “La Boheme” de Puccini.

 
De y para El Sistema

    El Sistema es mi vida. Desde que comencé mis estudios musicales hasta hoy, todo lo que he hecho por la música se lo debo a la institución que creó el Maestro José Antonio Abreu hace 33 años.
   Además de la formación que ha recibido a lo largo de los años, Manuel también contribuye con su trabajo, para que continúe el crecimiento y expansión del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. “Creo que mi mejor aporte es seguir echando para adelante, dirigiendo y formando orquestas, para dejar muy en alto a mi país”.
   Su ascenso en la vida como director fue vertiginoso. Desde el inicio conversó con Abreu, quien de inmediato le asignó sus primeras clases. Posteriormente, hizo un curso con el maestro Eduardo Marturet en 2002. Como una de las grandes ventajas que proporciona El Sistema a sus integrantes, es la posibilidad de recibir clases con maestros internacionales. Manuel no desaprovecha estas oportunidades y participó en cursos con los maestros Sung Kwak y Wolfang Tromer. También con el reconocido larense Gustavo Dudamel.

   “Creo que esa fue mi base, porque mi escuela fue dirigir. Eso es una ventaja enorme que tenemos, este es el único país del mundo donde hay más orquestas que directores, el maestro Sung Kwak siempre lo dice cuando viene. En Europa hay una vida musical fabulosa, pero no están las oportunidades que nosotros tenemos. El instrumento de un director es la orquesta; y aquí uno tiene desde los primeros pasos, la oportunidad de dirigir una orquesta, esa es la mejor escuela“.
—¿Cuál ha sido el mejor concierto?

—Mi próximo concierto va a ser el mejor, siempre pensaré así. Siempre hay una oportunidad de hacerlo mejor y antes de entrar al podio mi meta es esa. Pienso que será así hasta mi último concierto, espero que sea cuando esté bien viejito ya, ese creo que será mi mejor concierto. 


Fuente: http://www.fesnojiv.gob.ve / Fotografías y datos suministrados por el artista

Maestro Manuel López: LA TRAVIATA tiene un altísimo nivel musical y una envidiable puesta en escena

La Sinfónica Teresa Carreño y Manuel López Estrenan obra sueca

Maestro Manuel López: La Traviata tiene un altísimo nivel musical y una envidiable puesta en escena

 

 

The young conductor MANUEL LÓPEZ GÓMEZ is on the cusp of a major international conducting career. Born in 1983, in Caracas, Venezuela, is a protégé of the internationally known Venezuelan music education program called “El Sistema”.

He began his conducting studies in 2000 under the tutelage of Maestro José Antonio Abreu and has received conducting classes with Maestros: Gustavo Dudamel, Sung Kwak, Wolfgang Trommer, Segio Bernal, Alfredo Rugeles, Rodolfo Saglimbeni and Eduardo Marturet.

“thanks to his exceptional human spirit, high sense of professional responsibility, and authentic artistic vision, Manuel is one of the principal and most brilliant leaders of the musical process in Venezuela.”
José Antonio Abreu (Founding Director of “El Sistema”

In addition to his many successes in Venezuela, Manuel is also garnering international acclaim as a conductor Due to his high level of talent he is a 2010/11 Dudamel Fellow, having been chosen to participate in the Dudamel Fellowship Program with the “Los Angeles Philharmonic Orchestra”. As a Dudamel Fellow, he served in September/October 2010 as cover conductor to Gustavo Dudamel and Charles Dutoit and he also conducted the Los Angeles Philharmonic in five concerts for youth and community concert series, in one of them, with one of the most important pianist Emanuel Ax as soloist. López was called back as assistant conductor to Dudamel and the “LA Phil” for two weeks in March 2011.

“undoubtedly one of the most exceptional talents I have come across.”
Gustavo Dudamel

Manuel López Gómez made his debut in Sweden with the “Gothenburg Symphony” in April 2011 included three concerts in Göteborg and five concerts in a National Tour, he was invited back to conduct in 2012. In May 2011, Manuel conducted to the internationally acclaimed tenor Juan Diego Flórez in Perú and also made his Asian debut in South Korea with the Busan Philharmonic Orchestra and the Daegu Symphony Orchestra in June and July 2011.

Manuel has been semifinalist in the Sir “Georg Solti” International Conducting Competition in Frankfurt, Germany (2008) and he also has enriched his career in Opera as assistant conductor to Gustavo Dudamel on international productions of Verdi´s “La Traviata” and Puccini´s “La Boheme”.

He began his musical studies on the violin at the age of six, and joined the National Children´s Symphony Orchestra of Venezuela in 1999, subsequently touring with the orchestra to the United States, Uruguay, Argentina, Chile, Italy, Germany and Austria. He was concertmaster of the Youth Orchestra of Caracas for four years and as first violin player for the “Simon Bolivar” Symphony Orchestra when it made tours of the United States, Europe, Asia and South America.

Manuel is frequent guest conductor of the Simón Bolivar Symphony Orchestra and the Teresa Carreño Youth Orchestra of Venezuela as well as many Venezuelan and International Orchestras. He has been called “a rising star, and is uniquely talented.”

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada